Consejos Prácticos

  • Conserve siempre las etiquetas de composición de la prenda. Dado que no siempre puede confiar en las instrucciones de lavado, su tintorería elegirá el tratamiento adecuado en función de la composición de las fibras.
  • Para las manchas de esmalte de uñas, no use quitaesmalte que deja marcas permanentes en el tejido. Deje que nuestro equipo de expertos se encargue.
  • No dude en colocar al lado de su lavadora el significado de los símbolos de mantenimiento que aparecen en las etiquetas de las prendas y otros textiles, está a su disposición pulsando aquí.
  • Para conservar el aspecto original de las prendas hechas de fibras naturales (lana, lino o seda), evite lavarlas con agua.
  • Evite meter en la secadora las prendas que contengan elastano o jerseys, pues tienden a formar bolitas o a encoger. Le aconsejamos dejarlos secar al aire libre protegidos del sol.
  • Humedezca un poco su prenda antes de plancharla, así eliminará las arrugas con mayor facilidad. Asímismo, le aconsejamos planchar sus prendas al revés y proteger los textiles delicados planchándolos con un trapo encima.
  • Antes de almacenar su ropa de lana, cachemir o mohair durante un largo tiempo, le aconsejamos no sólo aplicar un tratamiento antipolillas, que nuestros equipos de expertos realizan en el propio centro de la fibra, sino también utilizar una funda para protegerla.

Qué hacer para minimizar una mancha:

Acaba de ensuciar su prenda y no sabe como tratar la mancha. Aquí tiene un recordatorio para recuperar su artículo:

  • Rechace el aerosol quitamanchas ofrecido por el camarero para quitar la mancha en su corbata por ejemplo. Se arriesga a provocar una aureola, e incluso fijar la mancha.
  • No lave la prenda si no sabe cual es el tratamiento más adecuado. Si la mancha no desaparece, quedará fijada y resultará aún más difícil eliminarla.
  • Anote la composición de la mancha (vino, grasa, fruta, sangre etc.). Este tipo de información será útil a la hora de llevar su ropa a la tintorería.
  • No tarde en llevar su ropa a la tintorería porque cuanto más tiempo tarde, más difícil será quitar la mancha.